Si estás aburrido de la decoración del salón, o crees que le falta un toque extra, algo que haga que el lugar funcione correctamente, entonces sigue estos sencillos consejos que te harán notar los cambios en el ambiente.

En la mayoría de los casos la decoración del espacio no nos convence o no nos gusta demasiado, solo es cuestión de ajustar correctamente algunos detalles y elementos. Qué pueden hacer que el aspecto sea completamente nuevo. En cuanto a la decoración del salón, podemos cambiar una serie de elementos para lograr cambios en el aspecto general del ambiente, veamos cuáles son.

La luz en la decoración del salón

Tanto la luz natural como la artificial son elementos esenciales para hacer que el ambiente sea confortable. Esto dependerá del tamaño de la ventana y de la cantidad de luz en la habitación, pero la luz natural puede mejorarse con otros puntos de luz. La lámpara de pie es sin duda un elemento que puede aportar un aspecto especial al salón. Colocarlo junto al sofá o ventana donde solemos pasar más tiempo ayudará a fortalecer la entrada de luz original

El color de las puertas

En cuanto a las puertas, intenta cambiar su color. A veces el entorno provoca nuestro aburrimiento desde los detalles menos esperados. Las puertas negras u oscuras son tendencia, aunque puedes elegir el color que más se adapte al estilo que quieres conseguir en tu salón. De hecho, en ambientes cómo el salón se busca cada vez más su integración en la cocina, por eso la puerta se ha convertido en corredera o acristalada para implicar una sensación de amplitud.

Minimalismo

Si sientes que la decoración del salón no te convence, puede ser porque hay demasiadas cosas en él, o están desordenadas y no integradas entre sí. La mejor forma es empezar a decorar la habitación como si fuera un trozo de papel blanco, y luego ir añadiendo poco a poco los elementos que solo crees que son necesarios. Cuanto menos sean, mejor aportará una sensación de limpieza y orden al espacio, para sobrecargar y saturar el espacio.

Colores a usar en la decoración del salón

Asimismo, los colores neutros siguen siendo tendencia porque ahondan en las ideas pulcras y transparentes que dominan las tendencias actuales. El beige será la tendencia este año, aunque los colores oscuros como el azul o el verde seguirán dominando. Cómo puede ver, solo hay algunos trucos, pero muy importantes, que pueden darle un nuevo aspecto a la decoración del salón.